^Volver Arriba
foto1 foto2 foto3 foto4 foto5
CIRCUITO CERRADO DE TELEVISIÓN

Un circuito cerrado de televisión, también conocido por la sigla CCTV (Closed Circuit Television), es una tecnología que permite visualizar diversos ambientes para su vigilancia. Su nombre se origina en que la emisión de las imágenes está destinada a una cantidad limitada de espectadores, a diferencia de la TV tradicional.

Es posible armar un circuito cerrado de televisión con una o más cámaras filmadoras conectadas a uno o más televisores o monitores, que se encargan de reproducir las imágenes. Si se agrega una grabadora, los videos pueden ser almacenados.

Los circuitos cerrados de televisión son frecuentes en las empresas. Muchas optan por instalar cámaras en la entrada, la recepción, las oficinas, la fábrica y el depósito, con los monitores situados en un salón especial a cargo de una persona de vigilancia. Si detecta algún movimiento extraño, este sujeto puede intervenir o dar aviso a la policía.

La seguridad de cada uno de los espacios de su empresa  y el control  visual  de  áreas como pasillos, garajes, entradas, parques, u otras a nivel interno, así como el debido soporte de los acontecimientos por medio de  visualización con la ayuda de monitores o PCS y la consulta de estos de forma directa o remota  por  medio de una red  LAN o   de Internet, así mismo un sistema de  grabación  en disco duro como soporte de los eventos.

Esta tecnología permite realizar consultas  de grabaciones con fechas y horas exactas,  debido a que maneja un software  bastante amplio así como acercamientos a la grabación, con el fin de visualizar detalles de esta.

El protocolo de internet IP es una solución que permite controlar y supervisar a larga distancia un sistema de seguridad  mediante la red, utilizando cualquier navegador Web . Esto ofrece la libertad de acceder al sistema de forma remota.

De allí la importancia de la implementación de este sistema en su empresa.

 

Copyright © 2013. Tecnoelectricos y Seguridad S.A.S Rights Reserved.